Chistes Buenos, los Mejores Chistes, Chistes Graciosos y Humor

Colección de los mejores chistes, chistes buenos, fotos y videos graciosos o cualquier cosa que haga reír

Gallego


un gallego le dice a otro: oye tú ¿por qué estás colgado ahí?
- Porque el dentrífico dice colgate

Bookmark and Share

El sapo africano


Un hombre de treinta años estaba preocupado porque no había podido tener relaciones sexuales a lo largo de su vida, debido a que poseía un mastuerzo de 50cm y las mujeres lo rechazaban cuando veían su enorme atributo por miedo a que les dejara el trasero del tamaño de una maceta.

Como última opción el hombre visita a un manosanta que le dice:

-Ve al Africa. Allí encontrarás un sapo milagroso. Cada vez que el te diga la palabra “no”, esa cosa se acortará 10 cm.”

El hombre sale corriendo en tres patas y toma el primer avión al Africa. Cuando llega y encuentra al sapo, le pregunta:

-Sapito sapito, ¿me das un beso en el pitito?

El sapo responde:

-No.

El hombre no podía creer lo que estaba viendo: su miembro se acortaba 10 cm.

Pero su deseo era que las mujeres aceptaran tener relaciones sexuales con él, así que quizo acortarlo 10 cm. más. Así que le preguntó al sapo nuevamente:

-Sapito sapito, ¿me das un beso en el pitito?

El sapo responde:

-No.

Y el pene de este hombre se acortó hasta llegar a los 30 cm.

El hombre pensó: “Con 30cm. de toronja no van a querer.”

Así que repitió la pregunta para lograr la medida deseada por él:

“Sapito sapito, ¿me das un beso en el pitito?”

Y el sapo responde:

“¡No, no y no!”

Bookmark and Share

Cura sin experiencia


Llega al confesionario una adolescente y le dice, “padre mi novio me dio un beso”

“No es nada hija, pero reza un ave Maria.”

A la semana en la misma situación: “padre ahora me beso los senos”

“Ayy… Hija reza dos Ave y dos Padres nuestros.”

A la semana siguiente:

“Padre, nos tocamos las partes íntimas”

Ya el cura novel busca en el libro de penitencias, y encuentra que corresponden un Rosario completo.

Semanas después confiesa: “No me pude dominar y me puse en mi boca su miembro viril.”

El cura busca e el libro de penitencias… succionar el pene… no lo encuentra desde la primer pagina a la última, desorientado no sabe que penitencia darle, en ese momento se cruza por el confesionario el cardenal ya anciano; entonces le consulta:

“¿Cuanto le puedo dar por una succión de pene?”

“Yo por que me la chupen no pago mas de cinco dolares.”

Bookmark and Share

Lo que necesita su hija


Una viejecita tiene una hija que ya esta un poco pasada de edad, y que
aun no se ha casado. De repente la hija se siente muy enferma, y su
mamá decide llevarla al médico.
El medico, tras hacer un estudio minucioso le dice a la viejecita:
“Señora, su hija se encuentra muy mal.”
“Bueno doctor hay que actuar rápidamente, dígame, ¿qué es lo que tiene
mi hija”"
“Mire señora, a su hija lo que le hace falta es un COITO.”
“Bueno, doctor. Actúe.”
“Pero señora, lo que pasa es que yo ya estoy un poco mayor para esto,
pero llamemos al enfermero.”
Y proceden a llamar al enfermero: “Enfermero hágame un favor, llévese
esta señorita y practíquele un COITO.”
El enfermero se lleva a la enferma a otra habitación de donde salen
ruidos un poco extraños. Quejidos, alaridos, gemidos, gritos.
Y entre tanto están el doctor y la señora afuera esperando, y le
comenta la señora al doctor: ”
Mire Doctor, si usted y yo no supieramos lo que es un COITO, yo diría
que ese enfermero se está COGIENDO A MI HIJA.

Bookmark and Share

Argumentos y contra argumentos


Yo, el pene, pido aumento de salario por las siguientes razones:
· Ejecuto trabajo físico
· Trabajo a grandes profundidades
· Trabajo de cabeza
· No gozo de descanso semanal ni días feriados
· Trabajo en un local extremadamente húmedo
· No me pagan horas extras ni nocturnidad
· Trabajo en un local oscuro y sin ventilación
· Trabajo a altas temperaturas
· Trabajo expuesto a enfermedades contagiosas
RESPUESTA DE LA ADMINISTRACIÓN
Después de lo planteado por el solicitante y considerando los
argumentos expuestos, la administración rechaza las exigencias del
mismo por las siguientes razones:
· No trabaja ocho horas consecutivas
· Se duerme en el puesto de trabajo después de una corta actividad
laboral
· No siempre responde a las exigencias de la jefatura
· No siempre es fiel a su puesto de trabajo, se mete en otros
departamentos
· Descansa mucho antes de tiempo
· No tiene iniciativa
· Para que trabaje hay que estimularlo y presionarlo
· Descuida la limpieza y el orden del local al terminar la jornada de
trabajo
· No siempre cumple con las reglas de uso de los medios de protección
e higiene del trabajo
· No espera a la jubilación para retirarse
· No le gusta doblar turnos
· A veces se retira de su puesto de trabajo cuando aun tiene faena
pendiente
· Y por si fuera poco, se le ve entrar y salir constantemente del
puesto de trabajo con dos bolsas sospechosas.

Bookmark and Share