Archivos de la categoría Chistes mexicanos

Porque los mexicanos tenemos un sentido del humor diferente, a continuación presentamos una selección de los mejores chistes mexicanos.

la cagué

Un niño le dice a su mama:
– mama, mama la cagué la cagué.
La madre le dice no hijo no digas eso, todo tiene solución.
– no mama en serio la cagué, quería despertar a mi hermana con un pedo en la cara pero la cagué.

(Chiste enviado por migueloswky de México.)

La esposa floja

Era una pareja de esposos.
El esposo era el que hacia todo, lavaba, limpiaba y hacia la comida.
Y la esposa dormida todo el día en el sofá.
El esposo todos los días le decía a la mujer que por lo menos se levantara a comer y no vaya a ser que un día de estos se te salga la matriz de estar acostada todo el día.
La mujer solo se voltea al otro lado y sigue durmiendo.
Hasta que un día se preguntó cómo le haré para que se levante de sofá. Al día siguiente, se levanta para irse al trabajo y la esposa sigue dormida en el sofá.
Antes de irse toma un kilo de bisteks del refri y se los pone entre las piernas…
A las dos horas le llama la esposa al trabajo.
-Viejo, viejo, viejo, viejo, se me salio la matriz, se me salio la matriz…
El marido ya sabiendo lo ocurrido le pregunta
– ¿Y no te dolió vieja?
Ella responde:
– Cuando se me salio no… pero cuando me la metí sii..

(chiste enviado por Fernando de México.)

Pepito cortando flores

La mamá de Pepito tiene una reunión de amigas, cuando baja Pepito y dice:
“mamá, voy a hacer caca”. La mamá dice avergonzada: “sí Pepito, cierra la puerta”.

Cuando las amigas se van llama a Pepito: “Pepito, cuando tenga visitas por favor en
vez de decir que quieres hacer caca, dime que vas a ir a cortar flores”. Pepito
contesta: “sí mamá!”

Una semana después llegan de nuevo amigas de visita. Pepito baja y dice: “mamá, voy
a cortar flores”.
Las amigas alaban la buena educación de Pepito mientras siguen tomando té.
De pronto suena la voz de Pepito desde el piso alto: “mamáaa! Estoy cortando flores
y no hay papeeeel!”

(chiste enviado por Luis Tovar de México.)